viernes, 19 de febrero de 2016

"Los telediarios" de Rafael Sánchez Ferlosio

Artículo presentado por María, integrante de Articularia

“Hoy el imperativo de la visualidad convierte la condición de visibilidad — incluyendo la mera circunstancia externa de que ocasionalmente se disponga de imágenes fotográficas ya prontas— de tal o cual «evento» en el mérito preferente para aspirar al privilegio de erigirse en noticia en los informativos de la televisión.

Pero desde los honrados tiempos de la cabeza parlante - tan poco sugestiva, por lo visto, para el espectador del telediario - el factor de la visibilidad como criterio selector predominante de lo digno de ser notificado, al margen y por encima de la relevancia del contenido en sí.
No se conforma ya con la visualidad espontáneamente ofrecida por las cosas, sino que, cada vez con más frecuencia, lanza reporteros a la caza de imágenes in situ, y preferentemente paparrachos carroneros ansiosos de picotear carne de desgracias y provistos de micrófonos no sólo para captar comentarios espontáneos, sino también para arrancar, mediante acoso de preguntas, reacciones verbales, que no por provocadas dejarán de verse incorporadas sin más a la noticia, con indistinta imputación de hechos.

Tan fuerte es, -- sin embargo, el imperativo de la visualidad, que privilegia lo visible frente a lo relevante, que ese sanudo recrearse en las desgracias no excluye en modo alguno el que insignificantes banalidades anecdóticas, siempre que sean espectaculares y curiosas de ver -- como la voladura controlada de un inmueble --merezcan una «cobertura» televisiva".


http://www.abc.es



Articularia

Artículo publicado en ABC, 2 de enero de 2000 en su tercera página, destinada para las más prestigiosas firmas. María, encargada de presentar y dar cauce al evento, nos hizo una clara y sintética reseña biográfica del autor. También nos indicó la idea esencial que Ferlosio nos transmite en el artículo, de cómo la imagen va arrinconando a la palabra, al texto literario, como mensaje, como discurso narrativo.

Tras su exposición, algunos intervinientes insistieron en la misma idea como cuestión esencial, tal y como recoge el mismo autor de manera continuada: "… lo visible frente a lo relevante" (...) “…«calidad visual» del telediario comporta un fuerte detrimento de la cantidad de información". Y también vinimos a considerar, de manera bastante generalizada, que esa idea central del artículo Ferlosio la había tratado de forma superficial.

En el centro del debate hubo cuestiones como la publicidad en las noticias, la duración de los noticieros, con la amplitud horaria que se le da al espacio deportivo y meteorológico y cómo no, la manipulación informativa y la diferencia existente entre las cadenas privadas y las públicas. Aspecto que César completó con el ejemplo de financiación de la BBC, con su canon impositivo y la venta de productos documentales de calidad.

Éste vino a cerrar la sesión con aportaciones de profesores del Módulo de Cultura Audiovisual,  en concreto sobre la unidad “Cómo es la información en televisión”, donde entre otras pautas destacamos algunas como: “La existencia de imágenes de un acontecimiento es uno de los principales criterios para decidir qué noticias entran en un informativo”, “El telediario no sirve para comunicar todo tipo de noticias”,  y “Para enterarnos de ciertos eventos será mejor leer el periódico”



¿Estás de acuerdo con estas afirmaciones?. Te invitamos a darnos tu opinión


Rafael Sánchez Ferlosio (Roma, 1927-)

Hijo del escritor y uno de los principales ideólogos del falangismo Rafael Sánchez Mazas y de la italiana Liliana Ferlosio, nació en Roma, donde su padre era corresponsal del diario ABC. Es hermano del filósofo y matemático Miguel Sánchez-Mazas Ferlosio y del poeta y cantante Chicho Sánchez Ferlosio. Estudió en el colegio jesuita San José de Villafranca de los Barros y posteriormente cursó filología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid, en la que obtuvo el doctorado. En 1950 se hizo novio de la escritora Carmen Martín Gaite, a quien había conocido en la universidad. Se casaron en octubre de 1953 y terminaron separándose amistosamente en 1970. Juntos tuvieron una hija, Marta, que falleció en 1985 a la edad de 29 años. Posteriormente contrajo matrimonio con Demetria Chamorro.

En el ámbito literario, Ferlosio es uno de los miembros más destacados de la narrativa española de la generación del 50. Fue miembro del Círculo Lingüístico de Madrid, junto con Agustín García Calvo, Isabel Llácer, Carlos Piera y Víctor Sánchez de Zavala. Por otro lado, junto a autores como Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos, la propia Gaite y Alfonso Sastre, fue fundador y colaborador de la Revista Española. Todos ellos compartieron una poética realista que presentaba notables influencias del neorrealismo italiano. Con la novela El Jarama obtuvo en 1956 el Premio Nadal y el Premio Nacional de la Crítica. Ganó los Premios Nacionales de Ensayo y Ciudad de Barcelona en 1994. En el año 2004 fue galardonado con el Premio Cervantes y en 2009 con el Premio Nacional de las Letras. Ferlosio es un escritor polifacético, complejo y desconcertante.

5 comentarios:

César M García dijo...

Estoy de acuerdo, la información que nos aportan los telediarios en este país es muy superflua y elemental. Dan prioridad a la calidad o impacto de las imágenes que contienen la noticia y el contenido se resumen en un titular. De hecho diría que lo que merece la pena del telediario, no importa la cadena que lo emita, son los titulares de entrada, los primeros 5 minutos; a partir de ahí, y cuando desarrollan estos titulares, no se aporta información relevante. Si quieres estar al tanto de lo que pasa en nuestro país es más recomendable leer los periódicos y escuchar la radio.

aldoreon dijo...

No es que no esté de acuerdo contigo, César, sino que, en justicia, habría que dar el mérito correspondiente a la imagen, (aunque no en todos los casos) y ahí radica la fuerza de la TV, sobre la radio, por ejemplo. A veces no es tanto la imagen en sí, sino los ojos que ven. Me gustaría hacer una cita culta a este respecto, pero no la tengo (si sé que está dicho por alguien relevante)

Anónimo dijo...

Yo, al hilo de lo que señala César, me gustaría destacar el velado "tufillo" de información "amarillista" que va envolviendo a todos los medios informativos, pricipalmente a los "audiovisuales y televisivos", donde cada vez más se destacan las noticias que nos recuerdan -en forma y fondo- los "reality show" que la información de interés general.

El tertuliano

luismi dijo...

Hay que ser precisos, no se debe criticar a la ligera. Las televisiones son grandes empresas de comunicación, información y entretenimiento, que además de ofrecer servicios informativos, se deben a sus accionistas (privadas) y deben dar beneficios. De aquí que el respeto debido a los inversores, accionistas y publicistas, condicionen de forma determinante el devenir de las mismas, de sus programas, también los informativos, de su orientación, etc.
Salud.
Luismi.

luismi dijo...

Posdata:
Ese creo yo que es el éxito de programas como el informativo de Wyoming en la sexta noche, que manifestando claramente y de manera sarcástica, que nos dan "su versión" de las noticias del día "ya conocen las noticias ahora les contaremos la vedad", lo hacen con una visión humorística muy grouchiana.