jueves, 7 de junio de 2018

Arte actual y economía de mercado: foro de debate



Impresiones sobre el foro de debate moderado por Luiso Orte
Y llegó el final de temporada. Nos juntamos en la Sala Polivalente todos los miembros del Club y algunos allegados; aunque fue una lástima, porque no llenamos a rebosar como esperábamos. Desde Articularia agradecemos, a la directora de la Biblioteca su presencia, así como las palabras que nos dirigió brindándonos su colaboración.

Luiso nos fue rescatando las cifras que documentan, de manera contundente, cómo el mundo del arte y el resto de las actividades humanas, mantienen una absoluta dependencia de la inexorable ley de la oferta y la demanda de la sociedad de mercado en la que nos encontramos. Comentó el dominio del sistema de Subastas sobre las Galerías, el control y la especulación de las obras y el juego de los intereses económicos por encima de los artísticos.
Mientras tanto, la concurrencia iba comentando las cifras y pidiendo oportunas aclaraciones; añadiendo y completándolas con otras que nos dibujan el panorama que vivimos, como es el  caso de artistas subvencionados o malviviendo y en precario, y con el hecho de que muy pocos son los que se salvan de la quema y pueden vivir de una creación artística independiente y libre.
Y llegó Iñaki, que vino a animar el ambiente con sugerencias de todo tipo; no supimos aprovechar sus aportaciones. Además Luiso, en tono doctoral, le iba señalando: “Iñaki, eso hoy no toca...”; “Iñaki, eso no es de esta sesión...”

Tras ello, y pese a ser el último día, se nos echó el tiempo encima, y esta vez no fue  sólo un vino lo que nos aguardaba, sino toda una pequeña fiesta de fin de temporada que nos esperaba en "La Petenera".
                                                           Articularia

Impresiones del debate por parte de Alejandro, miembro del Club
El Club de lectura “Articularia” puso fin a sus actividades del curso 2017-18 el pasado día 5 de junio. Y lo hizo a lo grande: con un foro de debate moderado por Luiso Orte, en el que se trató  el tema “Arte actual y economía de mercado”. El acto se celebró en la sala polivalente de la Biblioteca Pública y contó con la presencia de la Directora, que presentó la actividad, los componentes del Club y otras personas interesadas.


Desde la visión del Arte como Industria, Luiso nos abrumó con gran cantidad de datos, que ayudaron a realizar evaluaciones cuantitativas y cualitativas de la situación actual del mercado del arte en el mundo y en España. A lo largo de la exposición también se refirió a situaciones y casos concretos que iluminaron y clarificaron distintas realidades de esta industria.

Especialmente tocó aspectos que van desde la especulación a la posición de la Administración, de la evolución económica al papel de los distintos actores que manejan o participan en el mercado, de la visión del arte como sujeto de inversión a la escasa actividad económica que se desarrolla en nuestro país a través de galerías y ferias, de las subastas a la manipulación de los precios, de los museos y galerías a la legitimación de artistas, del papel de los coleccionistas a su incidencia en los mercados y en el reconocimiento de artistas, de la sociedad de mercado regional a la globalización del mismo, etc.

Durante la exposición y tras la conclusión de ésta, se produjo un entretenido y dinámico intercambio de pareceres y de informaciones entre los asistentes y el ponente sobre:  los papeles que juegan las galerías y las ferias,  los marchantes y las casas de subastas, la fijación de precios y su variación, la legitimación de las obras y de los autores, la importancia de  los mercados mundiales, las ventas online, el papel de la Administración y de la Educación en nuestro país, la relación del Arte y su conservación hoy con otras actividades culturales y económicas (especialmente la Arquitectura), etc.

Tras finalizar el acto, compartimos un vino español y una animada charla en un local cercano.
Fantástica manera de poner  punto final a este curso que concluye y de mirar al tiempo vacacional que anuncia el calendario. 

Vídeo que recoge un momento del debate

 Resumen de la temporada 2017-18

El Club de lectura “Articularia” ha desarrollado su actividad a lo largo del presente curso con reuniones periódicas (habitualmente cada quince días) en las que ha leído, analizado el estilo y la estructura, expuesto, comentado numerosos artículos de prensa escrita y digital, y recomendado libros de apoyo para ampliar y comprender mejor los contenidos.

Los miembros del Club se han responsabilizado de la elección de los artículos y, a la vez, cada uno de ellos ha presentado el texto que había seleccionado, resaltando los aspectos más significativos, y ha comentado rasgos destacados del autor y su obra.
Hemos de señalar que estos artículos han tratado temas de actualidad  y que, incluso,  se han anticipado a algunos hechos posteriormente producidos a su explicación.

Tras la intervención del encargado de hacer la introducción en cada jornada, los miembros del Club han expuesto sus ideas y consideraciones de forma lúcida, dando claves diversas para la comprensión del texto y su relación con la realidad histórica y actual. La participación ha sido magnífica, vibrante en muchos casos, con referencias filosóficas e históricas de altura, y, a veces, con defensas de posturas y sentimientos encontrados. También ha habido mementos de humor, imprescindibles para sazonar la hora y tres cuartos de duración de cada sesión. Y, ¡cómo no!, hemos aprendido una barbaridad de las lecturas, de las presentaciones y de las intervenciones de todos los miembros del Club. Enhorabuena.

Es de destacar el agradecimiento debido a los especialistas invitados por el Club, que comentaron aspectos relacionados con los temas a tratar desde unas visiones derivadas de sus actividades cotidianas y profesionales.

Para finalizar y a modo de recordatorio, se enumeran de forma general los temas tratados durante el curso,  para que aquellos que puedan sentirse interesados se animen a formar parte activa del Club:

La herencia de Lutero, Trump y el populismo, Silicon Valley y la educación, la corrupción, las españoladas, el futuro del sindicalismo, comienzos de los enterramientos y del pensamiento simbólico, economía y psicología, la eutanasia, la inmigración y sus respuestas, la nueva masculinidad, los dueños del suelo, la ciudad y sus periferias, Guerrilla Girls y el feminismo en el arte, arte actual y mercado.

Hasta el curso que viene. Feliz verano. 
                                                                                                 Alejandro

Animamos a participar en el apartado de comentarios a todo el que quiera dejar sus impresiones sobre este tema
                                                                                         Articularia

martes, 5 de junio de 2018

“Me llamo Lucy Barton”, de Elizabeth Strout


En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. 



En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.





Elizabeth Strout (Maine, Estados Unidos, 1956-)

Fue criada en pequeñas ciudades de Maine y New Hampshire. Su padre era un profesor de ciencias, y su madre profesora de preparatoria. Tras graduarse en el Bates College, cursó estudios de abogacía en la Universidad de Oxford, antes de completar su formación en Gerontología en la Universidad de Siracusa. En 1982, publicó su primer cuento en la revista literaria New Letters.
Durante varios años compaginó su carrera profesional con la escritura de cuentos y relatos que fueron apareciendo en diversas revistas literarias de gran prestigio.
Su primera novela, Amy e Isabelle, fue nominada al Premio Orange y el Faulkner, siendo llevada a la televisión en formato de TV Movie, protagonizada por Elisabeth Shue y producida por Oprah Winfrey. A partir de entonces, su vinculación con el mundo de las letras se estrechó, siendo profesora de Escritura Creativa en universidades como Colgate (en el  NEH –Fondo Nacional para las Humanidades-) o la Queens de Charlotte, de Carolina del Norte.
En 2009 logró un gran éxito con su novela Olive Kitteridge, obra que fue galardonada con el Premio Pulitzer de Ficción, uno de los más importantes que se otorgan en los Estados Unidos. Ha sido traducida a más de cinco idiomas y recibió una adaptación televisiva en formato de miniserie.
Sus últimas obras publicadas en España son: Los hermanos Burgess (2013), Me llamo Lucy Barton (2016) y Todo es posible (2017).

lunes, 4 de junio de 2018

"La mirada del tiempo" de Esther Pardiñas

Colección de 15 relatos «que nos muestran, a modo de teselas, historias diversas que nos permiten componer un bello mosaico para conocer más plenamente los entresijos de la Edad Media, muchas de ellas sucedidas en las rúas burgalesas, sin olvidar los palacios nazaríes o el “Finis térrea”. Son relatos primorosamente elaborados con una prosa preciosista que transmite olores, colores… y pasiones. Porque el lector no debe engañarse. Entreverados con esas documentadas descripciones históricas subyace –muchas veces protagonizadas por mujeres inteligentes y audaces- un mundo de pasiones, amores, odios, envidias y traiciones, es decir, los grandes temas de la Literatura de todos los tiempos.» (Fernando Ortega Barriuso)




Esther Pardiñas de Juana (Burgos)

Esther nace en Burgos –emparentada, tal vez, con la estirpe germánica de los robles que, hace quinientos años, llegaron a orillas del Arlanzón– y en sus calles va percibiendo la memoria de la ciudad, con esa visión arbórea de raíces y ramas. Estudia Filosofía y Letras, especializándose en Paleografía y Diplomática; de ahí pasará, desde hace más de tres lustros, a trabajar en el Archivo de la Catedral de Burgos. Desde joven, cultiva la música –los sonidos del árbol centenario–, tocando el violín en la Orquesta Santa Cecilia y cantando de contralto en la Capilla de Música Ultreia. 

Como personaje de cuentos, viaja. Lee al cobijo. Y escribe entre los pájaros.Es miembro de la tertulia literaria Caleidoscopio y subdirectora de la revista Hito. Desde 1997 participa en concursos y certámenes literarios, obteniendo numerosos premios, varios de ellos con relatos publicados; así, "Historias de la Historia" (Tarragona, Ed. Constantí), Antología III Premio Vivencias Orola; Relatos para Igualdad de Oportunidades (Burgos, 2003-2005); Bar de Blas (Burgos, 2008-2010). Varios de ellos vienen recogidos en "La mirada del tiempo", que reúne quince narraciones en las que están presentes –en lenguaje documentado– ilus-traciones de fábula, ambientes sombreados y frondosas vidas. Frutos −de nuevo el árbol− que hacen pensar que, en tiempos venideros, acometerá su obra.

martes, 29 de mayo de 2018

Libros, piedras, y agua: remansos de historia


El domingo 27 de mayo, y como cierre de curso, el Club de Lectura “Entre líneas decidimos visitar la pequeña villa medieval de Urueña, desde 2007 primera Villa del Libro de España.
Habíamos quedado con el etnógrafo Joaquín Díaz, que nos guio por la Fundación que lleva su nombre, ubicada en la Casona del siglo XVIII,  y que expone grabados de trajes, pliegos de cordel, biblioteca, fonoteca e instrumentos. 

Para acceder a la página de la fundación picar en este enlace
Urueña tiene un ascenso imponente desde la carretera, muralla con dos de sus puertas, algunos lienzos del castillo, casonas de piedra de cierta calidad y una iglesia parroquial gótico-renacentista. Tiene además el museo Luis Delgado de instrumentos del mundo, la sala de exposiciones Mercedes Rueda y el museo de las Campanas.

El paisaje de la Tierra de Campos es admirable desde el adarve de las murallas, y a poca distancia visitamos el exterior de la ermita de La Anunciada. uno de los mejores ejemplos del románico catalán en la meseta castellana. 




Completamos el día visitando parte del extenso Patrimonio de Medina de Rioseco, la ciudad de los Almirantes de Castilla.

Comprobamos su auge económico a lo largo del siglo XVI visitando los tesoros de las iglesias de Santa María, Santiago, el Museo de Semana Santa y de San Francisco.

lunes, 28 de mayo de 2018

“La vida es periferia”, de Luis Fernández-Galiano

“La arquitectura es centro, la vida es periferia. Asociamos la ciudad europea con los cascos medievales y los ensanches del siglo XIX, pero la mayor parte de la población habita en periferias. El empeño político y social por mejorar la vida cotidiana de la ciudadanía debe tener su núcleo cordial en los extrarradios, porque es en ellos donde se concentran las gentes, en ellos donde las inversiones rinden mejores réditos comunitarios, y en ellos donde la regeneración física del tejido urbano resulta más beneficiosa para la sostenibilidad global. Hace ya un cuarto de siglo, Barcelona se convirtió en un modelo de transformación ciudadana con un lema afortunado: ‘higienizar el centro, monumentalizar la periferia’.” […]

Acceso al texto completo del artículo
www.arquitecturaviva.com

Impresiones de la sesión


¡Qué tarde de paseo!. Y sí que era un buen paseo, con el que nos estábamos regalando Iñaki -el ponente de la tarde- y yo, en nuestro camino a la última sesión regular del curso de Articularia. En dicha sesión, éste nos tenía que introducir en el artículo, publicado en Arquitectura Viva por Luis Fernández-Galiano, "La vida es periferia". Recordándome cómo iba a ser  su presentación, y adoptando lo que parecía una pose de inspiración, señaló:

- Luis, ya sé cómo voy a comenzar mi ponencia: "no se puede ser más tonto que vosotros, con la tarde tan maravillosa que hace y os empeñáis en estar encerrados en la biblioteca, escuchando las memeces que os voy a contar". Lo mismo es muy fuerte y parece mal.

- A mí me parece estupendo; con este tiempo es un gran disparate encerrarse, contesté.



Pero..., pese a todo ello, seguimos encaminando nuestros pasos a la biblioteca, con el objeto de encontrarnos con nuestros compis de Articularia y, lo bueno, es que cuando llegamos ya había algunos esperando; María preparando su estrategia de intervención, Manuel aprovechando sus últimos minutos de trabajo en el ordenador, Luiso que, aunque anticipó su ausencia, había hecho un hueco en sus cuidados familiares, Alejandro expectante, escudriñando nuestra llegada. Poco a poco se fue complementando el aforo, con llegada de José Angel, José, Antón, Angel... y más tarde, cuando ya habíamos empezado llegó un nuevo compañero, al que todos le dimos la bienvenida, Brian, colombiano de Cali, otro hombre de letras como casi todos nosotros, pero mucho más joven. Lleva poco tiempo en Burgos y la idea de formar parte de un club novedoso como éste le animó a unirse aunque fuese en la última sesión de esta temporada.

Entrando en harina, comenzamos con bastante puntualidad, eso sí aplicando el concepto flexible de puntualidad que caracteriza nuestra tertulia. Y hablando de puntualidad, en esta sesión experimentamos, con bastante éxito según los concurrentes, una nueva modalidad de un reparto más equitativo de las intervenciones, mediante el uso sonoro del cronómetro de un teléfono móvil. El sistema consiste en “lanzar” el "séptimo de caballería" a todo aquel que quería alargar su intervención erudita más allá de los tres minutos; viendo el resultado, quizás debamos ampliar a los cuatro o cinco. Y hablando de innovaciones, alguien apuntó otra cuestión que podemos tener en cuenta para el futuro, se trata de aplicar una rueda inicial de intervención telegráfica sobre la opinión de cada uno sobre artículo, autor y tema. Y al socaire de ello, podemos añadir, ¿y por qué no también una rueda final, también telegráfica, con una breve síntesis de cada uno?. Ahí queda.

En lo referente al discurrir de la sesión, señalar que nuestro estimado ponente, como se recoge en el título, trajo a colación el concepto de "ciudad difusa" en contraposición al de "ciudad compacta" y todo en ello en consideración a un requerimiento hecho por Alejandro. 
En este sentido dejó clara la diferencia: la primera se caracteriza por ser una ciudad dispersa y extensa al estilo de Los Ángeles y la segunda más basada en edificios de gran altura, que se extiende menos en superficie, al estilo de Nueva York. Según Iñaki el autor no intenta definirse sobre la vida en el centro o en la periferia. Galiano habla de abrir el centro y rehabilitar la periferia, de conseguir la sostenibilidad y que las ciudades sean verdes. También resaltó el problema de gentrificación que se da en el centro, y la masiva afluencia de turistas en las grandes ciudades, como es el caso de Barcelona. Otro aspecto que Iñaki quiso destacar fue alternativa campo versus ciudad.

Antes de que César comenzase el turno de intervenciones, Luis quiso llamar la atención sobre el problema de los pisos turísticos, y que está expulsando a los residentes del centro hacia las afueras de la ciudad. César puntualizó que este tipo de pisos deben estar controlados y registrados; deben pasar las inspecciones correspondientes y declarar a Hacienda sus ingresos. Además, César se manifestó en desacuerdo con Iñaki sobre la afirmación de que Galiano no manifiesta una predilección sobre el centro o la ciudad. Está claro que el autor está a favor de promocionar la periferia cuando afirma que “el empeño político y social por mejorar la vida cotidiana de la ciudadanía debe tener su núcleo cordial en los extrarradios”. No está de acuerdo además en la afirmación de que la vida es periferia, en contraposición al centro; esto se puede aplicar más a las periferias europeas, donde los centros de las ciudades se quedan vacíos a partir de las seis y media de la tarde, en contraposición a las ciudades españolas, donde el centro se convierte en zona de convivencia.

Luiso afirmó rotundamente que no estaba de acuerdo con la afirmación del autor de que “la arquitectura es centro y la vida es periferia”; la vida no es periferia. En el urbanismo se ha permitido de todo prevaleciendo más el interés económico de los promotores que el interés general de los residentes; y citó algunos ejemplos al respecto. Para Manuel el concepto de urbanismo es relativo; cuando los políticos buscan sus intereses económicos arruinan las ciudades. Además planteó un interrogante: ¿en base a qué crece la ciudad? Ángel dejó muy clara la idea de que hay que dar vida a los centros de las ciudades y no permitir el acceso de los coches a los mismos. María, por otra parte, reivindicó la idea de la ciudad como polo de atracción; nos recordó además que en Europa la construcción de las ciudades ha sido siempre en función de accidentes geográficos como los ríos, o de importantes monumentos como las catedrales.

Para Alejandro cada ciudad es distinta y son reflejo de lo que fuimos y de lo que somos. Tendríamos que explicar mejor qué tipo de bienestar queremos para la ciudad. Antón tiene claro que la ciudad es algo con vida y que la planificación es muy peligrosa; en este sentido la finalidad de la Ley del suelo es eliminar la especulación. José quiso recordarnos que cuando se llevó a cabo la industrialización, toda la mano de obra se alojó en barrios deprimidos de las ciudades, y planteó a Iñaki la curiosidad de qué ha sido en Burgos del Plan estratégico. José Ángel tiene muy claro que donde hay vida es en los centros de las ciudades. A Brian, el nuevo integrante del club, le parece interesante el punto de vista del autor, más ajustado a las ciudades europeas. Sin embargo, de donde él proviene, Cali, en Colombia, no hay homogeneización de las zonas periféricas y zona centro; las ciudades son más lineales.

Para acabar Iñaki puso como ejemplo de buena planificación en Burgos el caso de Plan Jerez, contraponiendo el caso de Fuentecillas como el extremo contrario; y a su vez, como colofón, César citó al autor del artículo en su discurso de ingreso en la Real Academia de Buenas Artes de San Fernando: “La mitad de la energía del planeta se consume en los edificios, los arquitectos somos responsables”; en referencia al tipo de edificios que están tan de moda, y a los que él denomina “de la exhuberancia energética”.

Como en nuestras tertulias es habitual, el tiempo nos cayó encima. Desde el altavoz, la voz de Lidia nos recordó que la hora de tomar el vino había llegado y, reconociendo lo bueno que nos había aportado la nueva innovación del cronometro para marcar los tiempos, nos encaminamos a La Petenera.

                                                                                                                             Articularia


Luis Fernández-Galiano (Calatayud, 1950-)

Arquitecto, Catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSAM) y Director de la Revista AV/Arquitectura Viva, así como de la sección de arquitectura en el diario El País.

Crítico visitante en Harvard, Princeton y en el Instituto Berlage, ha ocupado la cátedra Cullinan Professor en la Universidad de Rice. Asimismo, ha sido visiting scholar del Getty Center de Los Ángeles y ha presidido el jurado en la IX Bienal de Arquitectura de Venecia y la XV Bienal de Arquitectura de Chile.

Entre sus libros figuran La quimera moderna, El fuego y la memoria, Spain Builds y Atlas, arquitectura global circa 2000.

Es, como definió Moneo, un arquitecto que no construye. No construye edificios, pero sí ayuda a construir la arquitectura, a pensarla, a dotarla de lo que hoy tanto necesita, análisis y reflexión en constante diálogo con otras disciplinas, porque este del que él escribe y que él enseña no puede ser "un arte ensimismado".

Desde aquí animamos a participar a todo el que quiera dejar sus reflexiones en torno a este artículo

Articularia