jueves, 19 de octubre de 2017

“Cuatro por cuatro”, de Sara Mesa


Arranca con la historia de unas chicas, lideradas por Celia, que se han fugado de un colegio pero que son atrapadas y devueltas a la institución. El colegio del que huían, el Wybrany College, es un internado incomunicado del exterior y destinado a los hijos de familias acomodadas, los únicos que pueden aspirar a salvarse de un mundo en descomposición en el que la vida en la ciudad se ha hecho imposible.
 
 
Pero el Wybrany College también acoge a los llamados «especiales», chicos becados cuyos padres trabajan al servicio del proyecto. Las relaciones entre ambos grupos y entre ellos, los profesores y los miembros de la Dirección internarán al lector en un microcosmos dominado por la manipulación y el aislamiento.
 
 
 
 
Sara Mesa (Madrid, 1976-)
 
Reside en Sevilla desde niña. Ha desarrollado una notable carrera dentro de la literatura, haciendo gala de una gran habilidad en distintos géneros y formatos. De hecho, Mesa logró un gran impacto en la crítica gracias a los relatos recopilados en las antologías No es fácil ser verde (2009) y La sobriedad del galápago (2008). También demostró su buen hacer como poeta en Este jilguero agenda, poemario que recibió el prestigioso Premio Miguel Hernández de Poesía.
 
Tras la aparición de El trepanador de cerebros (2010), su primera novela, Mesa logró un gran éxito con Cuatro por cuatro (2013), obra que llegó a ser finalista del Premio Herralde de Novela y que supuso su debut en la editorial Anagrama, donde desde entonces ha publicado títulos tan interesantes como Planeta equivocado, Cicatriz, Mala letra o Un incendio invisible. En diciembre de 2015 recibió el Premio Ojo Crítico de Narrativa por Cicatriz. A día de hoy es considerada como una de las voces más interesantes de su generación.
 
 
 
 
 

 

miércoles, 18 de octubre de 2017

"El hombre que amaba a los perros", de Leonardo Padura

En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. 


Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader, de quien sabe detalles muy íntimos. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx.




Leonardo Padura (La Habana, 1955-)

Estudió Literatura Latinoamericana en la Universidad de La Habana, tras lo que inició una carrera como periodista en las páginas de medios y revistas como El caimán barbudo, llegando a ser jefe de redacción en La Gaceta de Cuba.

Además de por sus reportajes sobre historia y cultura, que luego aprovecharía en muchas de sus historias, es conocido por sus novelas. Publicó la primera en 1988. Fiebre de caballos, y desde entonces ha desarrollado una notable trayectoria narrativa, con especial atención a la novela negra y a la sociedad cubana. Ha escrito también guiones cinematográficos, tanto para el género documental –Yo soy del son a la salsa-, como para la ficción –Regreso a Ítaca-. Son interesantes también sus ensayos dedicados a la literatura, con especial atención a sus textos sobre Carpentier o Heredia, además de su análisis sobre la novela negra y policial en castellano.

Pero sus obras más conocidas a nivel internacional son las protagonizadas por el detective Mario Conde, destacando la Tetralogía de las Cuatro estaciones, Adiós Hemingway, La neblina del ayer o Herejes. También habría que destacar otras como El hombre que amaba a los perros.

A lo largo de su carrera Padura ha recibido numerosos premios, como el Hammett, el Café Gijón, el Raymond Chandler, el Roger Caillois o el Initiales, además del reconocimiento a toda su obra por parte del gobierno francés al otorgarle la Orden de las Artes y las Letras, así como del español, que le concedió el Premio Princesa de Asturias de las Letras en el año 2015.

martes, 17 de octubre de 2017

“El cerebro”, de David Eagleman

El libro indaga cómo deberíamos educar, elaborar una mejor política social y diseñar nuestros cuerpos para los siglos venideros. En los circuitos microscópicos del cerebro queda grabada nuestra historia y el futuro de nuestra especie.

 Eagleman lleva al lector a repensar cuestiones filosóficas clásicas, como quiénes somos, qué es la realidad, quién controla nuestras decisiones cotidianas y hasta qué punto necesitamos a los otros pero todo desde el punto de vista de la neurociencia, para mostrar cómo la ciencia puede ayudarnos a superar las limitaciones de nuestro cuerpo y a replantearnos todos nuestros “supuestos”.


La realidad, nos dice Eagleman, “es un programa de televisión que sólo usted puede ver y que no puede apagar. La buena noticia es que resulta que lo que hay en antena es el programa más interesante que podría desear: uno editado, personalizado y emitido solo para usted”.


David Eagleman (Nuevo México, 1971-)

Es neurocientífico y profesor en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stanford. Dirige el “Center for Science and Law”.
Es escritor y presentador de la serie “The brain with David Eagleman”. Es Guggenheim Fellow y miembro del consejo del Foro Económico Mundial.

Su libro ”Incógnito. Las vidas secretas del cerebro” se tradujo a veintiocho idiomas y fue elegido Mejor Libro de 2011 por Amazon, el Boston Globe y el Houston Chronicle.
Es mundialmente conocido por sus trabajos sobre la plasticidad cerebral, la percepción del tiempo, la sinestesia y el Derecho Penal del enemigo a raíz de los nuevos descubrimientos científicos.

Actualmente busca una respuesta a la pregunta más difícil en neurociencia, ¿qué es la conciencia? Y para ello se ayuda con la investigación a través del big data y del estudio directo del cerebro humano no de las ratas, ”porque ellas no construyen civilizaciones”.

lunes, 16 de octubre de 2017

"Tres cuentos", de Gustave Flauvert


Es un conjunto formado por los relatos: Un corazón sencilloLa leyenda de San Julián el hospitalario y Herodías, escritos entre los años 1875 y 1877.





Flaubert inició la redacción de Tres Cuentos sumido en un intenso desaliento causado por circunstancias históricas y personales, y en medio de serias dudas acerca de su capacidad literaria. Aparentemente, estos cuentos son muy dispares entre sí, tanto por su ambientación como por sus personajes.





Gustave Flauvert (Ruan, 1821-1880)

De familia acomodada, su padre era un jefe cirujano y su madre descendía de las familias más antiguas de Normandía. Estudió en el Colegio Real de Ruan donde cuatro años después de ingresar se empezó a interesar por la literatura, allí conoció a Élisa Schllésinger, encuentro que plasma en su novela La educación sentimental. Empezó sus estudios de Derecho en París pero no los acabó. Conoció a Víctor Hugo con quien viajó por los Pirineos y Córcega en 1840. En 1844 se mudó con su madre y su sobrina a Croisset, donde permanecería hasta su fallecimiento.   Visitó Paris durante la Revolución de 1848 y frecuentaba los salones parisinos, concretamente el regentado por George Sand, de ahí su gran influencia y conocimiento cultural, donde entabló muy buenas amistades pertenecientes al mundo literario. En 1848-1849 escribió la primera parte de La tentación de San Antonio y dos años después empezó a gestarse su obra más conocida Madame Bovary, la cual tardó más de 4 años en escribir hasta quedar satisfecho, fue acusado, junto con su editorial, por las autoridades de ser una obra inmoral, pero lo declararon inocente. La obra tuvo una gran acogida por parte del público francés y le permitió costearse viajes y centrarse en escribir más obras, todas ellas basadas en sus experiencias y sus recuerdos de juventud.

Su salud empezó a decaer cuando en 1870 durante la Guerra franco-prusiana, unos soldados prusianos ocuparon su casa, creándole enfermedades nerviosas junto con una gran melancolía y depresión. Aun así, no dejó de escribir y sus obras fueron publicadas a lo largo de su confinamiento. Finalmente falleció a la edad de 58 años de una hemorragia cerebral y fue enterrado en el panteón familiar de Ruan. 

viernes, 13 de octubre de 2017

“La reforma de Lutero y la nueva Europa”, de Francisco Cabrillo

“[…] La reforma protestante cambió Europa. Y no de forma pacífica. A la rivalidad de dinastías y ambiciones tradicionales se unió el conflicto religioso en una larga serie de guerras que devastaron varios países del continente. Y harían falta siglos para borrar las huellas de un enfrentamiento en el que las dos partes dieron ejemplos de intolerancia. Pero, ¿tuvo la reforma, como se ha afirmado en muchas ocasiones, efectos sobre el progreso económico de las diversas naciones europeas?”

“[…] No pocos historiadores han defendido la idea de que el protestantismo ofrecía un sistema de principios y creencias que promovían el ahorro y la acumulación de capital, que serían las bases del capitalismo mercantil de la Europa de los siglos XVI al XVI. Fue el Max Weber quien formuló de forma más precisa esta idea”.

Texto completo del artículo
www.expansion.com

Impresiones de la sesión


Como los estudiantes en el cole, tras el descanso de verano nos toca empezar el nuevo curso escolar. Se nota que veníamos descansados y teníamos ganas de debate. Seguramente, el tema de la situación independentista de Cataluña, cuyo momento álgido coincidió  plenamente con la hora de nuestro Club, mantuvo muy en alto nuestra adrenalina para afrontar el tema de Lutero con el mayor de los entusiasmos.

El adelanto del cuarto de hora -iniciar a las 7.15 h en vez de las 7.30-, nos permitió una dinámica de la sesión más fluida y cómoda, permitiendo que todas las intervenciones se produjesen sin  prisas y sin presiones.

Alejandro, responsable de la presentación de esta primera sesión –“La reforma de Lutero y la nueva Europa”- inició la presentación de la misma reseñando la vida del autor –Francisco Cabrillo- y destacando su obra más significativa, principalmente como relevante economista. Siguió su presentación resaltando que la rebelión de Lutero contra la Iglesia de Roma sentó las bases de la reforma protestante. En sus famosas 95 tesis atacó la venta de indulgencias para financiar la reforma de la Basílica de San Pedro en Roma y su objetivo principal era demostrar que cualquier cristiano arrepentido tiene derecho a la remisión plena de su culpa sin necesidad de comprar indulgencias. 

Precisamente, dada la faceta de Cabrillo de experto economista, Alejandro nos destacó del artículo a debatir, la parte del mismo centrada en Max Weber, que habla de la influencia que tuvieron las ideas de Lutero en el devenir del capitalismo y dejando un poco al margen otro tipo de cuestiones, principalmente las relativas a los enfrentamientos teológicos.  Historiadores como Max Weber han defendido la idea de que ofrecía un sistema de principios que promovían el ahorro y la acumulación de capital, que serían las bases del capitalismo mercantil en Europa. No obstante el presentador quiso dejar claro que lo que en realidad relacionaba el pensador alemán con el sistema mercantil no era el protestantismo como tal, sino una de sus ramas más importantes, el calvinismo. Igualmente, Alejandro quiso destacar el uso que el nacionalismo alemán había hecho, a lo largo de la historia –hasta hoy con las celebraciones actuales-, tanto de la figura del autor como de su obra. 


Tras la presentación del artículo César inició el turno de debate. Se centró primeramente en la estructura formal para pasar luego a comentar lo que parece más destacable del contenido. Planteó que la introducción da pie a pensar que es la tesis de Lutero la que con la idea de los negocios y el préstamo con interés ayudó a extender el capitalismo, cuando en realidad fue Calvino, además de sugerir que el orden argumental del autor en el artículo no le parece adecuado. En el plano del contenido le parece importante detenerse en el desorden social que la reforma de Lutero desencadenó, más que en la idea de si la reforma sentó las bases del capitalismo, hecho que algunos historiadores ponen en duda. 

Luiso siguió el turno de debate resaltando que la forma de cambiar las cosas en ese momento fue ir en contra del poder de la Iglesia; Lutero establece las bases de vender la idea del trabajo duro. ¿Por qué Lutero habla de las indulgencias?, se pregunta Ignacio, “no creo que el embrión del capitalismo esté en las tesis de Lutero o de Calvino”. Para Marta la figura de Lutero es muy importante, pero no por el aspecto económico sino por el teológico. Lutero influyó en las injusticias sociales más que en iniciar el capitalismo; contribuyó al desarrollo de los nacionalismos, subrayó Margarita ¿No hay mucho mito en la figura de Lutero?, se pregunta Jose, y añade: “era un ser atormentado”; en aquella época se vivía bajo presión por tener que pagar indulgencias.

Para Manuel siempre que se habla de religiones hay un profeta; Lutero no es un reformador religioso sino político, al menos este es el concepto que se tiene de él en Alemania. José Ángel quiso destacar que la visión de la religión y la sociedad de Lutero eran muy tradicionales; quería una renovación moral de la Iglesia que dejaba mucho que desear. Aprovechando su rebelión los príncipes alemanes dan un tinte político a la misma para oponerse al emperador y el campesinado. Y añade José Ángel que Más que Lutero, fueron sus sucesores Calvino, Zwinglio y las diferentes iglesias reformadas las que tuvieron influencia en el desarrollo del capitalismo (trabajo duro, capital con interés, etc.), pero no a su génesis,  pues el capitalismo ya existía con anterioridad en las ciudades estado italianas y en Flandes.

Luis acabó la ronda de intervenciones remarcando que en los debates hay que ser fieles a los datos: Lutero no inicia el capitalismo, sus ideas contra el abuso de la Iglesia pretenden favorecer a los fieles; fueron los marxistas los que defendieron que Lutero inició el capitalismo.


El debate, en fin,  estuvo muy animado y participativo, todos intervenimos. Con ideas bastantes dispares en lo referente al artículo; no hubo unanimidad ni mucho menos. Las ideas se afrontaron de manera muy creativa y ordenada, éstas y otras muchas cuestiones, hasta que desde el altavoz nos invitaron a que fuésemos abandonando la sala.

Francisco Cabrillo (Santander, 1950-)

Catedrático de Economía Política y Hacienda Pública de la UCM y director del Harvard Seminar of Law and Economics de la Harvard University. Miembro del European Constitutional Group y ex presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid.

Formación. Está  en posesión de los siguientes títulos académicos: ‐ Licenciado en Derecho (Universidad Complutense, 1972) . ‐ Licenciado en Ciencias Económicas (Universidad Complutense, 1973). ‐ Master in Economics (University of Southern California‐Los Angeles, 1976) . ‐ Doctor (Universidad Complutense, 1976).

Es Catedrático de Economía Política y Hacienda Pública de la Universidad Complutense y Director del programa Máster en Derecho, Economía y Políticas Públicas del Instituto Universitario Ortega y Gasset.

Experiencia.  Desarrolla  y ha desarrollado los siguientes cargos:  ‐ Director General del Centro Universitario Cardenal Cisneros.  ‐ Presidente del Consejo Asesor de Madrid Network.  ‐ Presidente de la Asociación Española de Derecho y Economía (AEDE).  ‐ Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid (1983).  - Presidente del Grupo Libertad Digital (2012) . - Consejero del Grupo de expertos del Consejo Económico de la Comunidad de Madrid (2011‐2012) . - Presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (2004‐2011) . - Director del Departamento de Economía Aplicada IV de la Universidad Complutense (1985‐2005).  - Director del Instituto de Economía de Mercado (1983‐1985)

Es autor de más de veinte libros y un centenar de artículos en publicaciones académicas. Entre sus libros publicados en español en los últimos años cabe mencionar:

Libertad económica en España, 2015 (Ed. Civismo, 2015).
Libertad económica en las Comunidades Autónomas. Marcial Pons y UCM, 2009.  
Estrategias para un gobierno eficaz. Edit. LID, 2008 (en colaboración don Sean Fitzpatrick y Julio Gómez Pomar). Schwartz)
Administración de justicia y economía (en colaboración con S. Fitzpatrick). Madrid. Fundación Rafael del Pino –Civitas, 2011.
Grandes errores en economía. Madrid: Minerva Ediciones, 2001  El gasto público y la protección de la familia en España: un análisis económico. Madrid: Fundación FAES, 1994

Animamos a participar a todo el que quiera dejar sus comentarios sobre este tema.

A r t i c u l a r i a