miércoles, 23 de diciembre de 2015

"El gatopardo" de Giuseppe Tomasi de Lampedusa

“Sobre la puerta de la villa, solidísima pero desquiciada, un gatopardo de piedra bailaba, aunque una pedrada le hubiese roto, justamente, las patas”.
En esta breve descripción del animal tallado en piedra que preside el escudo familiar de los Salina, Guiseppe Tomasi de Lampedusa simboliza la decadencia de una familia noble en pleno proceso de desintegración, en el momento en que las escuadras de Garibaldi amenazan la ciudad.
Registra con fina ironía y magistrales sutilezas del lenguaje, la época que en Italia se llamó “IL Risorgimento” (renacimiento) por el movimiento ideológico y político que culminó con la unificación y democratización del país.

Fue difundida por Giorgio Bassani en 1958, después de que dos de las principales editoriales italianas rechazaron el libro. La novela se convirtió en poco tiempo en un éxito absoluto, hasta el punto de que hoy está considerada por muchos italianos como una de las cimas de la literatura italiana del siglo XX. Multiplicó su fama gracias a la película que realizó en 1963 Luchino Visconti. 


Giuseppe Tomasi di Lampedusa ( Palermo 1896- 1957)

Nace el 23 de diciembre de 1896 en Palermo, en la aristocrática familia de los Príncipes de Lampedusa, Duques de Palma Montechiario.
Participa en la Primera Guerra Mundial, cae prisionero en noviembre de 1917 y no regresa a su país hasta doce meses más tarde, tras huir del campo de reclusión. Retirado del ejército con el grado de teniente, vuelve a Palermo en 1920.
En la década siguiente realiza numerosos viajes por Italia y el extranjero. Durante uno de ellos, en 1925, conoce en la embajada italiana de Londres a la baronesa letona Alessandra Wolf-Stomersee, estudiosa del psicoanálisis, con quien se casará siete años más tarde.
Combate también en la Segunda Guerra Mundial y ve con dolor la casa solariega destruida por los bombardeos.
A finales de 1954 comienza a escribir El Gatopardo. En junio del año siguiente interrumpe esta novela para comenzar el relato Recuerdos de infancia, y la reanuda en el mes de noviembre.
Más tarde escribe La alegría y la ley, La sirena y el primer capítulo de su nueva novela Los gatitos ciegos, pero en abril de 1957 se le diagnostica un carcinoma en el pulmón derecho que lo llevaría a la muerte el 23 de abril de ese mismo año.

No hay comentarios: