jueves, 18 de noviembre de 2021

“Los combates cotidianos”, de Manu Larcenet


Narra el retiro espiritual de un fotógrafo llamado Marco a un pueblecito perdido en las montañas francesas. Allí intenta superar un evidente vacío existencial y los ataques de ansiedad que a menudo sufre. Marco es un artista en bloqueo creativo. Está cansado de cargar con el estereotipo de fotógrafo de guerra y busca nuevas inspiraciones. Allí investiga el pasado de su familia e intensifica las relaciones con ella mientras conoce a Emilie, una dulce veterinaria que le ayudará a sobrellevar sus ataques de pánico. 

A través de la voz de los mayores, de los obreros industriales o de los inmigrantes se va tejiendo la tela de la dificultad que entraña la realidad de nuestros días. A su modo, esta novela gráfica es también un retrato costumbrista de la política social de la Francia de principios del siglo XXI.

Manu Larcenet Issy-les-Moulineaux (Francia, 1969-)

Tras estudiar Artes Aplicadas debuta profesionalmente en 1994 en las  páginas de la revista Fluide Glacial, donde crea diversas historietas. Dos años más tarde la editorial Audie le publica su primer álbum, que recopila el material aparecido en la revista. Más adelante pasa a colaborar para el semanario Spirou, creando historias que serán recogidas en tres álbumes. En 1997 funda, con Nicolas Lebedel, su propia editorial: Les Rêveurs de Runes, en la que se autoedita sus proyectos más personales y experimentales. En el 2000 colabora con Lewis Trondheim en su célebre saga La Mazmorra, ilustrando diversos álbumes.


El mismo año entra en la editorial Dargaud, para cuya colección Poisson Pilote produce Los mundos intermedios (2000), Les cosmonautes du futur (2001, guión de Trondheim), Le retour a la Terre (2002, guión de Jean-Yves Ferri) y La légende de Robin des Bois (2003). La publicación de Los combates cotidianos (2003) le vale el Premio al Mejor Álbum del Salón de Angoulême de 2004. La última obra del autor es la adaptación al cómic de El informe de Brodeck de Philippe Claudel.

No hay comentarios: