jueves, 9 de abril de 2015

"El último encuentro" de Sándor Márai

Dos hombres mayores, que de jóvenes habían sido amigos inseparables, se citan a cenar tras cuarenta años sin verse. Uno ha pasado mucho tiempo en Extremo Oriente, el otro, en cambio, ha permanecido en su propiedad. Pero ambos han vivido a la espera de este momento, pues entre ellos se interpone un secreto de una fuerza singular. Todo converge en un duelo sin armas, aunque tal vez mucho más cruel, cuyo punto en común es el recuerdo imborrable de una mujer.

La tensión aumenta, línea tras línea, hasta que se hace casi insoportable, pero la prosa continúa, implacable, precisa, fiel reflejo del empeño de los protagonistas por hurgar hasta en lo más recóndito de sus almas, allí donde se encuentran esas verdades cuyo descubrimiento provoca, al mismo tiempo, un insoslayable dolor y un incontenible impulso vital.

Sándor Márai (Kassa 1900 - San Diego 1989)

Periodista y escritor húngaro. Sándor Márai nació en Kassa el 11 de abril de 1900. Está considerado como uno de los grandes escritores en lengua húngara de todos los tiempos y una de las figuras claves en la literatura europea de entreguerras.

Tras iniciar su carrera escribiendo en alemán, Márai decidió usar su lengua natal para desarrollar su obra literaria, en la que destacó, además de en la narrativa, en la poesía, la dramaturgia y la crónica periodística. De estilo realista y descarnado, se le comparó con Mann y Zweig, disfrutando de gran éxito en toda Europa durante los años 30. Tras la II Guerra Mundial, en la que se posicionó claramente en contra de los movimientos fascistas, y debido al auge del comunismo en Hungría, cuyo gobierno lo consideró demasiado burgués, Márai tuvo que exiliarse en Estados Unidos.

De entre su obra habría que destacar obras como El último encuentro o La herencia de Eszter, aunque sus diarios y memorias resultan indispensables para conocer la Hungría invadida por alemanes o soviéticos, como en Confesiones de un burgués. Sándor Márai se suicidó en San Diego el 22 de febrero de 1989.

No hay comentarios: