lunes, 10 de noviembre de 2014

"La mirada del tiempo" de Esther Pardiñas

Colección de 15 relatos «que nos muestran, a modo de teselas, historias diversas que nos permiten componer un bello mosaico para conocer más plenamente los entresijos de la Edad Media, muchas de ellas sucedidas en las rúas burgalesas, sin olvidar los palacios nazaríes o el “Finis térrea”. Son relatos primorosamente elaborados con una prosa preciosista que transmite olores, colores… y pasiones. Porque el lector no debe engañarse. Entreverados con esas documentadas descripciones históricas subyace –muchas veces protagonizadas por mujeres inteligentes y audaces- un mundo de pasiones, amores, odios, envidias y traiciones, es decir, los grandes temas de la Literatura de todos los tiempos.» (Fernando Ortega Barriuso)




Esther Pardiñas de Juana (Burgos)

Esther nace en Burgos –emparentada, tal vez, con la estirpe germánica de los robles que, hace quinientos años, llegaron a orillas del Arlanzón– y en sus calles va percibiendo la memoria de la ciudad, con esa visión arbórea de raíces y ramas. Estudia Filosofía y Letras, especializándose en Paleografía y Diplomática; de ahí pasará, desde hace más de tres lustros, a trabajar en el Archivo de la Catedral de Burgos. Desde joven, cultiva la música –los sonidos del árbol centenario–, tocando el violín en la Orquesta Santa Cecilia y cantando de contralto en la Capilla de Música Ultreia. 

Como personaje de cuentos, viaja. Lee al cobijo. Y escribe entre los pájaros.Es miembro de la tertulia literaria Caleidoscopio y subdirectora de la revista Hito. Desde 1997 participa en concursos y certámenes literarios, obteniendo numerosos premios, varios de ellos con relatos publicados; así, "Historias de la Historia" (Tarragona, Ed. Constantí), Antología III Premio Vivencias Orola; Relatos para Igualdad de Oportunidades (Burgos, 2003-2005); Bar de Blas (Burgos, 2008-2010). Varios de ellos vienen recogidos en "La mirada del tiempo", que reúne quince narraciones en las que están presentes –en lenguaje documentado– ilus-traciones de fábula, ambientes sombreados y frondosas vidas. Frutos −de nuevo el árbol− que hacen pensar que, en tiempos venideros, acometerá su obra.

No hay comentarios: